Piercing pezon mujer

Periodista   junio 14, 2017   Comentarios desactivados en Piercing pezon mujer

Al momento de pensar en colocar un piercing en el pezon mujer, la duda y el miedo asaltan como a cualquier persona que ha pensado en realizarse este tipo de modificación corporal. Pero día a día el tabú y el miedo se han disipado. Acá te comentamos las principales dudas y despejamos algunas incógnitas con respecto a realizarse este tipo de perforaciones en el área del pecho.

Colocación del piercing en el pezón

El proceso de colocación del piercing en el pezón es similar al de cualquier otro piercing y  se lleva a cabo con una aguja hueca. Esta aguja servirá de guía para la joya que se colocará posteriormente, después de la perforación.

Algunos piercers utilizan una pinza de punta plana para sujetar el pezón al momento de perforar, pero en muchos casos se sujetan directamente con los dedos.

Una vez que se tiene claro la zona donde se colocará, el procedimiento es bastante rápido, sobre todo si el piercer es uno experimentado. Se atraviesa el pezón con la aguja guía, se coloca la joya y posteriormente se cierra el piercing por el otro lado.

El dolor y la recuperación

En el caso de colocar un piercing pezon mujer, se podría pensar que es mucho más complicado o doloroso que en un hombre, pero todo ello es relativo. El dolor es inevitable cuando se perfora esta zona del cuerpo, el grado de dolor al momento de realizarlo dependerá de tu nivel de tolerancia al dolor y la aprehensión que tengas para con el dolor en general.

Cicatrización y cuidado del piercing en el pezón

El cuidado del piercing en el pezón es igual para hombres o mujeres. Debes considerar las recomendaciones de tu piercer y siempre mantener a mano una crema cicatrizante. Debes mover la joya hasta cada uno de sus extremos, girarlas varias veces y limpiar cada lateral con un algodón, al finalizar coloca la crema cicatrizante para ayudar al proceso.

Para las damas, el tema de lactancia junto con el piercing pezon mujer puede generar dudas. Siempre y cuando esté perfectamente cicatrizado no debería generar problema alguno. Muchas madres optan por retirarlo mientras amamantan, ya que este puede generar incomodidades y molestias. Asegúrate de tener tu perforación cicatrizada de manera correcta y ello no te creará ningún tipo de inconveniente al momento de lactar.