Piercing pezon hombre

Periodista   mayo 25, 2017   Comentarios desactivados en Piercing pezon hombre

En la actualidad es común ver piercing pezon hombre en las playa o mientras se ejercitan. Y es que este tipo de piercing aunque no se vean son muchas las personas que deciden portarlos, y aunque es más normal en las mujeres, en los hombre lucen muy bien.

Estos piercing son una perforación que realizan en la base del pezón, este puede ser colocado de cualquier ángulo pero, es normal que sea de forma horizontal siendo menos frecuentes vertical, sin embargo, pueden llegar a colocar varios piercing uno sobre el otro.

Se ha registrado que el piercing pezon hombre crea un aumento de la excitación dada por la sensibilidad y estimulación de los pezones. Debido a esta información cada día hay un alto incremento hombres solicitando este tipo de piercing.

Historia

Esta práctica era usada en la Roma de los centuriones, cuando los miembros de la defensa del Cesar mostraban aros en los pezones como muestra de su coraje y virilidad, así como también eran usados como parte de su vestimenta. De este modo los piercing pezon hombres se recrearon hasta la actualidad.

En la época victoriana fue bastante común entre las damas de la alta alcurnia, quienes lo hacían para realzar el volumen de los pezones. Hoy día las perforaciones en los pezones se vuelto tan popular que celebridades y modelos han estado utilizando este tipo de piercing.

¿Duele? ¿Cómo lo cuido?

Estas son unas de las preguntas más básicas de una persona al decidir realizarse un piercing pezon hombre, aunque estos suelen ser más atrevidos y poseer más coraje siempre dudará por el dolor que puedan sentir. Y es que para ser sincero este tipo de perforaciones duele y mucho, en ocasiones algunos utilizan anestesia local para adormecer el área.

La cura de estos piercing es imprescindible que la realices correctamente durante el tiempo que requiera para poder disfrutar saludablemente del piercing. Hay que ser muy meticuloso con la cura ya que aun cuando se vean cicatrizados pueden infectarse. Debes mover la joya hasta sus extremos, girarlo y limpiar los laterales con un hisopo con agua, jabón y alcohol absoluto.