Piercing para la oreja

Periodista   Junio 14, 2017   Comentarios desactivados en Piercing para la oreja

Piercing para la oreja

Una idea muy original, es pensar en un piercing para la oreja. Generalmente, este tipo de trabajo a diferencias de otros tipos de piercing no resulta tan complicado y tampoco tan doloroso como en otras zonas, en donde a menudo se realizan este tipo de trabajos.

Un piercing para la oreja, en ocasiones no es notado siquiera por terceros, por lo que hay saber hacer una selección acorde a nuestro gusto, con el objetivo de saber captar la atención de los demás, recordando que, el seguimiento de algunas pautas es necesario para así tener un buen trabajo a nuestra oreja.

Consejos previos

En primer lugar, si quieres hacerte un piercing para la oreja, debes tener en cuenta los siguientes consejos, el sitio en donde vayas a hacerte dicho trabajo debe ser limpio y seguro, esto quiere decir que no es suficiente con una buena apariencia visual, sino que todos los implementos con los que vayan a trabajar en dicha tienda, deben ser desechables y deben salir de un empaque de seguridad. 

Quien vaya a realizar el procedimiento, debe tener manos y guantes esterilizados, con el objetivo de asegurar el no contacto con posibles heridas o piel, por otro lado, los pendientes deben ser de buena calidad, esto quiere decir que deben cumplir altas exigencias, su composición puede ser de acero quirúrgico, y oro entre 14 y 18 quilates.

Los pendientes nunca deben estar compuestos de niquel, oro blanco o cobalto, puesto el riesgo por inflamación, comezón e infección se hace mayor.

Consejos post – aplicación

Entre algunos consejos más importantes, pueden destacar el tener la zona auditiva en constante limpieza e higiene, la utilización de jabones neutros, puede ser un excelente recurso que puedes tener a la hora de limpiar la zona trabajada.

Dejar los pendientes por seis semanas o más tiempo, pudiera dar chance a que las paredes de las heridas cierren, y girar los pendientes es también un buen puesto que ayudará a mantener los agujeros abiertos.

Decidir hacerte un piercing para la oreja, es una experiencia divertida, puesto que es un procedimiento muy sencillo, sin embargo, debes tener estos consejos en cuenta, para no pasar un mal rato.