Piercing en el labio

Periodista   junio 14, 2017   Comentarios desactivados en Piercing en el labio

El piercing en el labio es una de las perforaciones más comunes del rostro que existen entre la población moderna, este tipo de perforación proviene de diferentes tribus étnicas  del mundo con carácter cultural o bien sea espiritual.

Este tipo de perforación se realiza al atravesar un instrumento a través de la piel cercana al labio y colocándole una pieza.

Cuidados básicos

En el caso de la realización de un piercing en el labio, se debe de tener prácticamente el mismo cuidado que con otras perforaciones, ya que se está  produciendo una modificación en el cuerpo.

La herida de la perforación se debe limpiar constantemente, con agua salina muy tibia, para quitar restos de sangre que esté en la joya que se la haya colocado, un buen cuidado evitara que la herida se pueda infectar.

Después de la curación correcta de un piercing en el labio, se pueden colocar diferentes tipos de joyas que harán que luzca más llamativo y personalizado.

Una de las cosas que se debe tener en cuenta para la realización del mismo y para su posterior sanación, es que se debe realizar bajo la mano de un profesional.

Existen muchas tiendas de tatuajes y de perforaciones que cumplen con las normativas sanitarias y que son de total confiabilidad.

Historia de este tipo de piercing

La población actual ha tomado muchos aspectos del pasado, las perforaciones son una de tantas que permanecen, datan de mucho tiempo y se dan en diferentes culturas del mundo.

En África, por ejemplo, se utilizan como símbolo de masculinidad en los hombres, en otros lugares del mundo son símbolos de crecimiento, religión y cultura. Lo cual los hace muy comunes tanto en el pasado como en la modernidad.

Si lo que deseas en realizar una perforación en el rostro, el piercing en el labio, es una buena opción, debes de tomar en cuenta que es una modificación corporal y necesita su debido cuidado y sobre todo, que lo haga un especialista con su debido permiso y higiene, lo cual se puede evidenciar al visitar el lugar donde se realizará.