Aros para la nariz

Periodista   mayo 18, 2017   Comentarios desactivados en Aros para la nariz

Las personas cada vez buscan experimentar nuevas experiencias y cambiar su forma o apariencia, es por ello que las perforaciones han ganado más adeptos en los últimos tiempos y los aros para la nariz son uno de los más frecuentes entre las personas.

Los jóvenes buscan llamar cada vez más la atención y hacerse destacar entre los demás, por lo cual intentan incorporar en su apariencia ciertos accesorios y marcas para de esta manera denotar su presencia.

Los aros para la nariz son uno de los piercing más comunes entre los jóvenes que buscan destacar a través de su imagen. La nariz cuenta con diferentes lugares para colocarse diferentes tipos de aros y piercings.

En ciertas religiones los aros de la nariz son una de las costumbres típicas para el matrimonio, siendo el de la cultura hindú el más llamativo. En ella, las mujeres se colocan un aro conectado a su pelo con una cadena de oro, con estos se cree que habrá buena suerte para los futuros esposos.

Tipos de aros en la nariz

Existen diferentes perforaciones en esta zona siendo los conocidos como septum, nostril y bridge. A continuación te explicamos un poco de cada uno de ellos:

Septum

Se coloca en el cartílago que separa los orificios de la nariz, en este se abrirá un pequeño hueco para insertar el aro seleccionado por la persona.

Nostril

Se ubica en las aletas que posee la nariz pudiendo colocarse bien sea del lado derecho o izquierdo, aunque existe el estereotipo de que las mujeres tienden a ponérselos en la derecha, mientras los hombres en el lado izquierdo.

Bridge

Conocido como “Eal”, este se encuentra ubicado en el puente de la nariz y es uno de los más complicados, debido a que el cuerpo tiende a rechazarlo.

Si quieres realizarte un piercing llamativo y sencillo, los aros para la nariz serán una solución que te permitirá lucir un aspecto interesante para los demás, sin la necesidad de utilizar un accesorio de grandes proporciones para ello, además de ubicarse en una zona visible.