Aritos en el labio

Periodista   junio 14, 2017   Comentarios desactivados en Aritos en el labio

Usar aritos en el labio sólo se debe hacer pasadas unas 5 o 6 semanas desde que se realizó la perforación. Una vez que decidas sobre el tipo de perforación del labio, debes preguntar si se requiere un cierto tipo de joyería específico.

Antes de elegir

Inicialmente, si optas por los pernos, que es lo más probable, éstos tienen un disco plano en la parte posterior que es muy útil para no irritar las encías u otras partes de la boca. Pero algunos pueden encontrarlo incómodo, por lo que preferirán un anillo porque dependiendo de la forma de los labios y boca, éstos no generan presión.

Debes esperar el mayor tiempo posible para cambiar los aritos en el labio para dar a la fístula tiempo para fortalecerse y sanar. Cuando se trata de anillos hay un montón de opciones. El tipo de perforación, la ubicación y el grosor de la aguja usada determinan el mejor tipo de piercing.

El grosor y la circunferencia del anillo podrían interponerse cuando estés comiendo, lo que podría mantener la perforación en un estado constante de irritación y prolongar el proceso de curación. Eso no significa que no puedas usar un anillo, sólo es cuestión de elegir el adecuado en un momento oportuno.

Tipos de aritos

Los siguientes estilos son los más populares y más vendidos aritos en el labio:

Anillos

Este tipo de piercing se abre por en medio del aro y se cierra a presión. Puede resultar incómodo tanto colocarlo como retirarlo del labio.

Herraduras

Su circunferencia es interrumpida por una parte plana, que es la que se introduce dentro de la perforación y se cierra a presión.

Barbells circulares

En ambos extremos se ubica una esferita, la cual ayuda a mantener en su lugar el piercing. Una de ellas se desenrosca para colocarse y en enrosca para cerrar.

Espirales

Se introduce y se va girando hasta posicionarlo correctamente. Puede resultar incómodo porque no  ofrece un ajuste firme.

Al momento de comprar  cualquiera de estos aritos en el labio, elige materiales hipoalergénicos como el acero inoxidable, titanio o aleaciones combinada libre de níquel. Esos son los dos metales más inertes y por lo tanto tendrás menos probabilidades de tener una reacción alérgica.